Reconstrucción o autodestrucción

cirugia-plastica-si-o-noPlástico por favor

Hay historias sobre que Michael Jackson se sentía tan feo cuando niño, que quería usar una máscara en el escenario, y testimonios de su padre provocándolo y llamándolo “Narizota”. En su texto, Judith Rich expuso el dolor de Michael Jackson: “Duele ser yo”. Como el resto de nosotros, utilizó un conjunto complejo de comportamientos destructivos para mitigar su dolor interior. Como un símbolo del disgusto de los estadounidenses con la apariencia, expresó su dolor interno con una guerra contra su cuerpo.

El investigador J.J. Brumberg descubrió que 53% de las niñas de 13 años se sienten insatisfechas con su apariencia. Esa cifra brinca a 73% en las de 17 años. En lugar de enfrentar sus demonios internos, se enfocó en componer su exterior.

Jackson tenía los recursos para “componer su cara”. Pero existen reportes de que se hizo tantas cirugías en la nariz que sus cirujanos no se querían arriesgar a otra. Su cirujano declaró que empezó a fingir las cirugías, convenciendo a Jackson de que habían hecho más operaciones cuando no era verdad. Esta necesidad de arreglar su exterior era un grito desesperado por sanar su interior.

Al igual que gran parte de los estadounidenses, Jackson estaba bajo presión para actuar. Yo veo mi propia agenda y me doy cuenta de que suelo poner el trabajo antes que cuidarme a mí misma. ¿Y tú qué tal? Michael Jackson llenaba estadios con fans que lo adoraban y gritaban su nombre. Pero parece que la adoración externa no podía curar el terrible dolor que tenía dentro de sí.

Al mirarme a mí misma, veo que tengo un brote de grasa en mi abdomen. Como es temporada de bikinis, estoy muy conciente de este molesto aditamento que no es bienvenido en mi cuerpo. ¿Podría tratar de aceptarme un poco más? ¿Y tú qué tal?

Jackson tenía todo lo que es considerado valioso en nuestra cultura: fama, fortuna y talento. Y sin embargo, era muy evidente que toda esa fachada no lo hacía feliz. Es fácil observar la vida de Jackson y sorprenderse de sus excesos. Nos entretenía en lugar de vivir su vida, en la cual ignoraba los deseos más profundos de su corazón y su alma. Nosotros hemos proyectado nuestro genio y nuestro loco interior en este fallecido artista. El verlo sólo como un símbolo nos quita todo el aprendizaje interior que podemos obtener de su vida. Su existencia nos brinda la oportunidad de ver cómo era “el hombre en el espejo” e identificar nuestros propios deseos.

Escrito por: Eli Davidson

Add comment


Security code
Refresh

¿Amas a tus mascotas? ¿Te gustaría recibir consejos de salud para cuidarlas? ¿Quieres saber curiosidades sobre tu perro? Suscríbete al boletín de mascotas.

Directorio SuperMujer

Anúnciate en la Revista SuperMujer de tu zona

Boletín SuperMujer

Recibe en tu correo nuestro boletín semanal. Recetas, bajar de peso, psicología, relaciones, belleza y más.