Mitos sobre la lactancia materna

    mitos-sobre-la-lactancia-maternaDar leche a los bebés es una de las mejores cosas que podemos hacer para su desarrollo; pues no sólo le brinda los nutrientes que necesita, sino que ayuda a establecer un lazo profundo entre la madre y el bebé. Se han dicho muchas cosas sobre la lactancia, sin embargo, a menudo existe desconocimiento y mucho de lo que hemos escuchado, bien pueden ser mitos.

    Mito: La leche amarilla que sale en los primeros días debe ser desechada

    Falso. En los días siguientes al nacimiento del bebé, lo que produce la mamá es el calostro, que está lleno de vitaminas y nutrientes, así como factores de defensa para ayudar al sistema inmunológico del bebé.

    Mito: Las mujeres de pecho grandes producen más leche

    Falso, no existe relación alguna entre el tamaño de los pechos y la cantidad de leche producida.

    Mito: Hay mamás que no producen mucha leche y es un problema hereditario

    La cantidad de leche que producimos no tiene que ver con causas genéticas; la producción está dada principalmente por las necesidades del bebé. La frecuencia con la que alimentamos al niño es factor clave en la producción de la leche –a menos que exista un problema médico–, cada bebé tiene necesidades únicas y no debemos compararnos con otras mamás.

    Mito: Los alimentos que consumimos influyen en la cantidad de leche que se produce

    Si bien es necesaria una dieta balanceada para generar leche de mejor calidad, esto no influye en la cantidad de la leche producida. Así mismo, no hay alimentos contraindicados para las madres que están amamantando; sin embargo, sí conviene moderar el consumo de sustancias que contengan cafeína.

    Mito: Es necesario consumir leche si estás amamantando

    Falso, no es necesario ingerir leche para poder producirla, una dieta balanceada con suficientes frutas, verduras, proteínas y grasas, será suficiente para producir leche de buena calidad.

    Mito: Debemos determinar horarios de comida para el bebé

    Falso, debemos escuchar las necesidades de nuestro bebé. Prestar atención a cuando tenga hambre y darle cada vez que lo pida.

    Mito: Además de la leche, los bebés deben tomar agua, especialmente en lugares calurosos.

    Dado que el 90% de la leche, es agua, no es necesario que el bebé ingiera algún otro líquido. Es probable que por el calor tenga sed y debas amamantarlo con mayor frecuencia.

    Fuente: Unicef.org

    Escrito por: Elena Pedrozo

      En el directorio  
     
    • Directorio-SuperMujerMundo de mamá
      Capacitación para la nueva mama en Técnicas de Lactancia Materna

    Add comment


    Security code
    Refresh

    ¿Amas a tus mascotas? ¿Te gustaría recibir consejos de salud para cuidarlas? ¿Quieres saber curiosidades sobre tu perro? Suscríbete al boletín de mascotas.

    © 2015 Versa Comunicación. Todos los derechos reservados

    Please publish modules in offcanvas position.