Una relación de pareja sana es posible

una relacion de pareja sana es posibleVivir una relación sana de pareja es algo tan natural como respirar o comer. Estar bien en la pareja y en las relaciones es lo normal aunque no siempre sea lo habitual. ¿Qué es lo que hace que se encuentren tantas dificultades para algo que es tan vital?, ¿Por qué la naturaleza ha previsto el mecanismo de la relación para generar la descendencia y este sistema está en riesgo tan frecuentemente?

La mayoría de los problemas que suelen estar presentes en una relación pueden ser: la sexualidad, la falta de entendimiento en la comunicación o de que el amor en la pareja simplemente se ha desgastado o la relación ha acabado pero no consiguen tomar una decisión.

¿Cuáles son los errores más frecuentes en las relaciones de pareja? Con frecuencia las personas piensan, creen y sienten que una vez que han encontrado a “la pareja” ya está todo resuelto y que ese es un aspecto de la vida en la que no es necesario trabajar o dedicar energía conscientemente. Pero, ¿Cómo llegamos a unirnos a esa persona? Son tantísimos los factores que hacen que nos decantemos por una media naranja u otra que no hay una única fórmula. Cuando empezamos una relación de pareja reactivamos una parcela o parte de nuestra historia que será la que actuará de faro y nos guiará hacia un lado u otro. O quizás más que un faro hay unas “feromonas” peculiares que esperan el paso del complementario para echar la carnada y ver si “pica”. Así es la biología.

La pareja es la unión de dos personas que se han sentido atraídas y que quieren generar un proyecto en común. El amor es “un sentimiento intenso del ser humano que partiendo de su propia insuficiencia necesita y busca el encuentro y unión con otro ser”, según la Real Academia Española.

La Descodificación Biológica Original® busca el origen emocional de un síntoma o bloqueo sufrido a causa de un evento que puede ser traumático, dramático, totalmente inesperado, y que se vive en soledad, como un choque biológico que no tiene expresión. Cuando llega un paciente a esta terapia con problemas en la pareja, lo primero que revisamos es la lógica biológica y para ello tendremos en cuenta primero cuál es el significado a nivel biológico del amor: El amor se puede asociar a un sistema de supervivencia individual, en el que se ponen en marcha sistema hormonal y el de neurotransmisores.

Y ¿Para qué sirven? Por ejemplo, durante el parto se libera oxitocina que actúa de estimulante del enamoramiento madre-hijo/a y permite que los cuidados del bebé se realicen en un marco de afecto. Pero la oxitocina, la serotonina y la dopamina también están presentes en las relaciones de pareja provocando un aumento en la atracción sexual, del placer del contacto, del enamoramiento y del amor estable. Si le agregamos el deseo sexual activo entran en juego además la testosterona y los estrógenos.

Es decir, las hormonas que se secretan cuando estamos enamorados y que provocan esas sensaciones corporales en las que deseamos manifestar nuestro amor y afecto son un pegamento para la relación... o como el motor que se pone en marcha para continuar la vida en común. Más se secreta, más se comparte, más sana es la relación, mejor construcción interior propia, de pareja y eso influye también a nivel social.  

¿Pero tan importantes son todas estas hormonas? Sí, pues todas estas hormonas que aparecen cuando estamos enamorados las que harán que cambie la información que se transmitirá a las generaciones futuras mediante el ADN.

Si observamos el ADN de niños tratados con amor y afecto, que han recibido los cuidados necesarios de manera óptima con cariño y dedicación, sin carga de estrés, con madres presentes, seguras y tranquilas se puede ver que sus cadenas están sanas y es importante saber que esto es lo que transmitirán a su descendencia. Por el contrario, los niños que han recibido estrés en el trato transmitirán (si no modifican su patrón de ADN) lo mismo a las generaciones futuras. ¿Y cómo modifican su patrón de ADN?

Desde la Descodificación Biológica Original se acompañan a los pacientes a encontrar nuevas formas de afrontar las situaciones de afecto y a reparar los conflictos vividos. Los conflictos y vivencias en la infancia determinarán de una manera muy significativa el desarrollo posterior de las relaciones humanas, las decisiones que se tomen en la vida y la manera de relacionarnos ante el amor y el afecto.

¿Y cómo llegamos a una relación sana de pareja? Para tener una nueva visión y en algún momento sanar el amor en la relación de pareja se ha de viajar al mundo interior propio y obtener el conocimiento del lugar que ocupamos en el clan familiar, de las lealtades inconscientes que hay en el mismo, las creencias que han movido a las parejas que estuvieron antes y las vivencias propias biográficas que nos han conformado.

Como dice Alejandro Jodoroski, “El mundo emocional de nuestra infancia se nos pega en el alma y lo seguimos repitiendo al hacernos adultos. Si no nos amaron, buscamos personas que no nos amen. Si no nos vieron, con un añejo resentimiento, creamos situaciones donde personas que se destacan o tienen algún poder o éxito, es decir que son vistas y no ignoradas como nosotros, no nos verán. Eso nos provoca un deseo inconsciente de bajarlas de su pedestal o simplemente de negarlas”.

Sí, el mundo emocional propio lo llevamos a cuestas, pero a este hay que agregarle toda la información transgeneracional que traemos con nosotros en el momento en que nos encarnamos en este plano terrenal y biológico. Por eso, en una pareja no solo hay dos miembros, sino que, mínimo hay 6 contando a los padres a los que se les suman los abuelos y a partir de ahí ya podemos contar con una cantidad de historias y posibles combinaciones con resultado diverso. Al revisar las creencias de cada uno es posible allanar el camino y poder tomar una decisión desde la libertad y no repitiendo comportamientos familiares heredados. El camino hacia la pareja consciente requiere de un profundo compromiso para conocerse a uno mismo, conocer al otro y darse cuenta del porqué de nuestra atracción.

Fuente: http://www.cadhu.com/

Add comment


Security code
Refresh

¿Amas a tus mascotas? ¿Te gustaría recibir consejos de salud para cuidarlas? ¿Quieres saber curiosidades sobre tu perro? Suscríbete al boletín de mascotas.