¿Por qué no me llama?

por-que-no-me-llamaEs una verdad absoluta que algunas de las mayores decepciones del corazón son aquellas que nunca se concretaron; esas que no pasaron de una bonita tarde de cine o una agradable noche recorriendo la ciudad.

También es real que lo que rápido empieza… rápido termina; y normalmente somos las mujeres las que sufrimos y nos atormentamos con esas relaciones inexistentes, podemos llegar a la obsesión porque eso que queríamos, nunca pasó de un “Me gustas”. Y podemos comenzar a cuestionarnos ¿hice algo mal? ¿fue mi culpa que esas pláticas eternas terminaran de repente? ¿me quería realmente?

No vale la pena culparnos y las respuestas pueden ser tan variadas como hombres hay en el mundo. Después de que nos rompen el corazón, no nos queda otra más que levantarnos y seguir. Sin embargo, es cierto que en ocasiones incurrimos en equivocaciones, que pueden sacar huyendo a nuestra cita y es importante aprender de los nuestros errores.

A continuación te presentamos una lista de las 5 situaciones por las que un hombre puede “huir” de nosotras aunque todo parezca miel sobre hojuelas:

1. Pasado NO pisado. Si tienes una cita con un chico que realmente te interesa, evita en todo momento sacar a relucir a tus exes; sus hábitos, lo que te gustaba de ellos, los lugares que les gustaban, bromas que contaban, películas favoritas, restaurantes que frecuentaban, incluso situaciones agradables. Una cosa es el proceso de conocer al otro, y otra cosa es no haber podido superar una relación que falló por alguna razón.

Inclusive el escuchar canciones que te recuerden a alguien más y quererlas aplicar con otra persona, podría arruinar mucho más de lo que pensabas una posible relación. Los chicos quieren conocerte, pero si no sacas de tu vida a los fantasmas que te persiguen, jamás podrás empezar de nuevo. Además que hablar mal de alguien que algún día nos hizo sonreír, no habla bien de ti.

2. Exceso de comunicación. Un día alguien me dijo que gracias a la llegada de las llamadas redes sociales el romanticismo y el coqueteo había perdido una esencia especial, ese esfuerzo que previamente se tenía que hacer para que alguien aceptara salir contigo está muerto, convirtiendo el darle Like a una foto en tu perfil como una señal completa.

Los medios de comunicación han facilitado llegar a un punto de acoso, en donde saber con quién sale, con quién habla, a dónde va, y cuánto tiempo se tarda en contestar un “Buenos días”, ha perdido por completo el valor real.

Los chicos no quieren saber qué estás haciendo cada segundo, ni siquiera gustan de escribirlo u opinar sobre ello sí realmente les interesa, limítate a contestar en horas decentes y no checar a cada 5 minutos su última conexión (ya existe un modo de que no lo sepas).

3. No lo incorpores antes en tu vida. Si apenas han salido una o dos veces, no se te ocurra por ningún motivo invitarlo a cenar, a bailar, a un concierto y MENOS a beber con tus amigos y/o familiares. Los chicos odian los compromisos que van muy rápido, prefieren la comodidad de esperar lo que venga de la vida, además de que tus amigos pueden ser un poco indiscretos y decir una que otra cosa que no te deje bien parada.

Si en algún momento esa relación no florece habrás incorporado a alguien a un círculo en el que no debía estar y sobre todo, abriéndole una puerta muy importante de tu vida personal, provocando más dolor el día que todo termine. Ve más relajada, y en caso de que él ya conozca a alguien de tus conocidos, simplemente aclaren que “son dos personas saliendo y verán que pasa” antes de que alguna de tus mejores amigas comience a planear el disfraz coordinado que usaran en Halloween.

4. Acostumbrarte a su presencia. Cuando una mujer lleva mucho tiempo sin una relación formal, puede llegar al punto de olvidar lo que es salir con alguien en un plan más serio y todo lo que implica, si ese pequeño detalle se olvida, puedes caer fácilmente en una obsesión severa hacia esa persona, INCLUSO SI NO TE GUSTA DEL TODO.

Tampoco es decir que estés “urgida” y que abrirás tu corazón a cualquiera que llegué, pero irte con cuidado y tomar todo lo que la otra persona te diga o te comente “literal”, sin grandes interpretaciones, te ayudará a no enamorarte con rapidez, evitando así el sufrir en demasía cuando nada suceda. Tener citas es de lo más divertido del mundo, conocer gente nueva y sobretodo mientras se recorre y conoce la ciudad, el punto es aprender a disfrutar lo que dure, así sea un día o toda la vida.

5. Saber cuándo retirarse. Llevan semanas, meses inclusive hablando por mensajes y comentándose fotos por doquier, frecuentándose en la escuela o en la calle, pero sí un día notas que algo ha muerto y ya no existe esa mágica cortina de cariño excesivo entre los dos, algo ha pasado y debes retirarte.

Existe una etapa en la que una pareja pasa por la llamada “Luna de miel”, donde todo es perfecto y sólo se respira amor puro y honesto, pero si ni siquiera son novios y ya está fallando algo entre tú y él, debes de correr antes de intentar e intentar y perder toda tu dignidad.

Tú eres mujer y vales mucho; si con esa persona no funcionó, habrá alguien más adelante, sobre todo no te culpes si no hubo la “chispa”. Esas cosas son sencillas y cuando ocurra no habrá tanta interrogante.

Ante todo valórate y nunca dejes de sonreír, esas son pequeñas batallas que todas debemos de superar, y aprender a dejarlas por la paz es básico en el arte de la guerra y el amor.

Escrito por: Itzel Roldán

  En el directorio  
 

Add comment


Security code
Refresh

Boletín SuperMujer

Recibe en tu correo nuestro boletín semanal. Dinos sobre qué temas te gustaría recibir información.

Directorio SuperMujer

Anúnciate en la Revista SuperMujer de tu zona