Enfrentando la muerte de un hijo

Cómo-superar-la-muerte-de-un-hijoLa muerte de un ser querido, es siempre un proceso difícil de enfrentar. Entre una madre y un hijo el vínculo que marca el cordón umbilical es esa relación que jamás se corta, es por esto que a la partida de uno el otro se siente incompleto y devastado. Si bien la muerte no es sencilla de asumir, ahora te imaginas cómo enfrentar la muerte de un hijo.

Antes de comenzar a desmenuzar las etapas debes saber qué es el duelo; es aquella etapa en la que enfrentaras la perdida física y emocional, hacemos énfasis en que es física la inicio, porque ya deja de estar presente en cada uno de tus días. La emocional es la parte más difícil del proceso ya que no tiene, manera, tiempo o forma de expresar todo aquel dolor que sientes. Si bien es un proceso doloroso es mejor compartirlo y no cargar con todo sobre tus hombros.

Cómo enfrentar la muerte de un hijo no es una pregunta fácil de contestar ya que el duelo, proceso y aceptación dependerán siempre de la personalidad y costumbres que tengas. A pesar de que no hay un manual que te diga cómo superar la muerte de un hijo si existen algunas etapas o proceso por los cuales debes pasar para poder entender la partida de tu hijo.

Algunas de las etapas que te ayudarán a resolver tu pregunta de cómo superar la muerte de un hijo son:

  • Primeras impresiones: tus reacciones pueden ser impulsivas o de sorpresa, esto es porque aún no puedes creer que tu hijo ya no está a tu lado. Tras recibir la noticia de su inesperada muerte la negación, dolor, rabia, apatía o culpabilidad, son algunos de los sentimientos que expresarás.
  • Alivio y relajación: Durante el funeral las muestras de apoyo son las que ayudan a comprender que tu hijo ya no estará más contigo, un estado de ánimo estable pero doloroso es el que seguramente tendrás, en esas horas posteriores a la muerte de tu hijo.
  • Resentimiento: Al partir la familia, los padres y hermanos enfrentarán el momento de soledad que seguramente vendrá acompañado de inseguridad, culpabilidad y desinterés por las actividades diarias. La duración de éste dependerá de tu personalidad y ayuda de tus familiares.
  • Recuerdo y reparación del daño: Jamás podrás olvidarlo o repararlo pero si aprendes a llevarlo contigo, habrá momentos en los que te verás flaquear pero es normal por el vínculo tan estrecho que había.

Otros aspectos que debes considerar realizar tras la muerte de un hijo son, convivir más con los miembros de tu familia que ahora sobreviven, no otorgar culpas, no idealizar a tu hijo fallecido y no deslindarte de tus responsabilidades y vida diaria.

Si alguna vez llegas a preguntarte cómo superar la muerte de mi hijo esperamos que estos pasos te ayuden a entenderlo y llevarlo con más aprendizaje, control y serenidad. 

Add comment


Security code
Refresh

¿Amas a tus mascotas? ¿Te gustaría recibir consejos de salud para cuidarlas? ¿Quieres saber curiosidades sobre tu perro? Suscríbete al boletín de mascotas.

© 2015 Versa Comunicación. Todos los derechos reservados