Prejuicios y estereotipos sobre los solteros

prejuicios y estereotipos sobre los solterosCuando una persona afirma ser soltera, a menudo se encuentra con respuestas en el sentido de “ya encontrarás a alguien” u otras muestras de una cierta compasión, pues tendemos a creer que las personas solteras son más infelices. Si bien, cada vez son más las personas que optan por la soltería, lo cierto es que aún existen prejuicios.

Para algunas personas ser soltero es un estado temporal, una espera hasta encontrar a la persona indicada. Sin embargo, no todos los solteros se sienten así respecto a su soltería y son estos los que a menudo se ven cuestionados en su decisión de “estar solos”.

Y es que tenemos una imagen mental muy grabada de cómo son los solteros. Pensamos que tienen baja autoestima, que están insatisfechos con su vida, que se sienten solos y desean tener pareja –pronto–; creemos que son egoístas, inmaduros, inestables y que tienen miedo al compromiso, entre otras ideas preconcebidas.

Se han realizado diversos estudios sobre la percepción de solteros y personas en pareja. Pero una metodología recurrente es pedir a los participantes dar sus impresiones sobre la descripción de una persona. El punto de comparación es que a algunos les dicen que la persona de la descripción es soltera, mientras que a los otros les informan que se encuentra en una relación. Lo cierto es que sin importar cuál sea su propia situación sentimental, los resultados son casi siempre los mismos: los solteros son calificados de forma más negativa. Así lo afirma Bella DePaulo, psicóloga social y autora del libro Singled Out que aborda los estereotipos a los que las personas solteras tienen que enfrentarse.

A pesar de que cada vez es más recurrente la soltería, todavía existe una cierta discriminación contra las personas solteras, especialmente hacia las mujeres. En parte tiene que ver con la visión que existe del matrimonio como una forma de realización. Aunque una mujer sea una gran profesionista, independiente y esté cumpliendo todos sus sueños, aún hay quienes la verán como incompleta puesto que no ha “logrado casarse” –o tener una pareja estable–.

Incluso de formas que podrían parecer inocuas, los solteros enfrentan prejuicios. Se cree que porque no tienen pareja o hijos no tienen gastos. En algunos trabajos les piden acudir algún fin de semana porque "cómo son solteros tienen más tiempo libre". Constantemente se ven sometidos a interrogatorios sobre cuándo piensan casarse, o por qué no se han casado –que a veces esconde un "qué hay de malo en ti"– entre otros.

Es necesario cambiar nuestra visión de la soltería y la vida en pareja. Lo cierto es que cualquiera de las dos formas de vida es una decisión y una forma de vida válida. Es necesario dejar de poner tanto valor en el estado civil de las personas y entender que hay quienes simplemente no tienen la vocación del matrimonio.

Escrito por: Elena Pedrozo

Add comment


Security code
Refresh