¿Cómo influye la ropa en tu personalidad?

como influye la ropa en tu personalidadLa ropa manda mensajes tanto a los otros como para ti misma; asegúrate de enviar los más positivos.

Elegimos lo que vestimos de acuerdo a nuestra personalidad y utilizamos esto para proyectar cierta imagen al mundo. Sin embargo, el vínculo con la ropa también puede ser en sentido inverso: la forma en que vestimos puede tener impacto en nuestro comportamiento.

Es tiempo de renovaciones y una de las formas para marcar en nosotras mismas el cambio que hemos decidido hacer, es cambiar de look. Llega el momento de hacer notar, a través de nuestra ropa, una faceta diferente de nosotros.

Dicen que “el hábito no hace al monje”; sin embargo, el atuendo que utilizamos sí puede influir en nuestras acciones y pensamientos. Si bien no se trata de que al usar algo nos transformaremos radicalmente, la ropa puede tener más impacto del que imaginamos.

Un estudio de la Universidad de Columbia, por ejemplo, descubrió que utilizar un atuendo formal puede ayudar al pensamiento abstracto; pensar en todo el panorama en lugar de enfocarnos en los pequeños detalles y así mejorar la productividad. Los investigadores creen que esto se debe a que nos sentimos con mayor poder; también señalan que al vernos y sentirnos bien con los que vestimos, el humor y la autoconfianza mejoran, por lo que podemos tener un mejor desempeño.

Nuestro estado de ánimo juega un papel relevante a la hora de decidir que ponernos, por lo que a menudo proyectamos eso que sentimos en nuestras elecciones; sin embargo, también podemos elegir de acuerdo a cómo queremos sentirnos. Hay días en que estamos desanimadas y sin ganas de salir de casa, pero eso no significa que debamos tomar lo primero que encontremos a la mano; quizá si ponemos un poco más de empeño en vernos bien eso se reflejará en nuestro ánimo y podremos alejar el mal humor.

Pero lo cierto es que gran parte de los efectos positivos de la ropa dependen del “efecto placebo”; para que la ropa tenga un impacto en nosotros debemos creer en su poder.

Vestirnos para la ocasión no se trata sólo de cumplir con expectativas que otros pudieran tener de nosotros o de lo que queremos proyectar; también se trata de “entrar en el papel” permitir que la ropa nos ayude a lograr nuestro objetivo: ser sexys, profesionales, deportivas o lo que queramos ser.

Add comment


Security code
Refresh