Instrucciones para cambiar una llanta

como-cambiar-una-llanta-paso-a-paso

 

 

Hay situaciones que son imposibles de prevenir que aveces se presentan en los momentos menos adecuados ¿te imaginas qué pasaría si se te hizo tarde para ir a dejar a los niños, o tienes una presentación importante en el trabajo, y se te poncha una llanta? Existen dos opciones pedir ayuda a alguien más o hacerlo tú misma. Ten en cuenta que no siempre habrá alguien para ayudarte, es por eso que aquí te damos las instrucciones para cambiar una llanta.

La seguridad es primero, debes colocarte el chaleco reflejante y señalizar la zona en la que esté detenido tu vehículo. El triángulo de señalización debe ser visible a 100 metros; pero si estás en una avenida o calle de doble sentido, debes colocar otro en la parte delantera a 50 metros.

Lo siguiente que debes hacer es acceder a la llanta de refacción, gato hidráulico y llave de cruz, si cuentas con ellas no hay más complicaciones y todo será más sencillo.
Ahora afloja los birlos (tuercas) de la llanta que deseas cambiar, con ayuda de la llave de cruz. Debes hacerlo aplicando contrapeso entre la llave y tú, siempre en sentido contrario de las agujas del reloj.

Después de aflojar los birlos, levanta el automóvil con la ayuda del gato hidráulico.  Colócalo en la parte reforzada de chasis (éste se encuentra debajo de la puerta) y comienza a levantar el auto para poder retirar la llanta junto con los birlos.

Al haber retirado la llanta y los birlos, pon  la refacción y ajústala con el mismo proceso pero aplicado a la inversa, al colocar los birlos hazlo con la mano para evitar barrer la cuerda de estos. Una vez colocada la llanta retira el gato hidráulico y asegúrate de haber apretado bien los birlos.

Antes de irte del lugar no olvides quitar los triángulos de señalamiento y de pasar a la gasolinera más cercana para revisar que la presión de las cuatro llantas sea la misma y la indicada.

Si seguiste los pasos anteriores será algo sencillo de realizar. Sabemos que no es una actividad muy común, pero ten en cuenta que a todas nos puede pasar. No perder la calma y aplicar lo anterior, es la clave para que puedas cambiar una llanta tú sola.

Add comment


Security code
Refresh