El desarrollo emocional del niño

entrevista-desarrollo-emocional-niñosEn años recientes, se ha dado más peso al desarrollo emocional de los niños que anteriormente; enseñarles las estrategias para tratar adecuadamente sus emociones es clave para que se desarrollen como adultos plenos. Patricia de la Fuente, directora general de SEDI* y experta en temas del desarrollo infantil, disciplina positiva, desarrollo de habilidades, cognición, prevención y atención de accidentes para niños, habla en entrevista para SuperMujer sobre la enseñanza de las emociones a los niños.

¿A qué edad empieza el desarrollo emocional de un niño?

El desarrollo emocional, como el resto de todo el organismo humano, empieza desde la concepción. Por supuesto que al nacimiento el niño, al entrar en contacto con el medio ambiente, empieza de manera reactiva a poner en funcionamiento sus emociones, tanto los estímulos físicos como los estímulos de las personas que lo rodean van a ir moldeando, depurando y madurando sus emociones, ya en su relación con el medio ambiente; pero esto se va gestando desde el vientre materno a nivel cerebral. Es un crecimiento que da a lo largo de toda la vida.

¿Cómo podemos enseñar a los niños a entender sus emociones?

Desde la edad más temprana, desde que el niño empieza a enfocar su atención por periodos más largos y estamos hablando de bebés, de ocho, nueve meses, puedes empezar a mostrarles láminas. El lenguaje y la interacción a través del lenguaje son fundamentales, al estarle hablando al bebé, debes utilizar las etiquetas apropiadas para las emociones “ah, estás enojado”, “ah, estás frustrado porque no te llegó la leche a tiempo” “ah estás muy contento”. Hay que llamar a los sentimientos y las emociones por sus nombres. Esa sería como una manera inicial de exponer a los niños a lo que es el conocimiento de sus propias emociones y las emociones de otros; a medida que el niño va creciendo, cada vez va identificando y etiquetando emociones más complejas y más relacionadas con sus eventos de todos los días.

Posteriormente, cuando el niño ya es un poquito más grande y tiene interacción con otros niños, aunque sea mínima, estamos hablando de bebés de año y medio, dos años, que ya empieza a haber un tipo de interacción con pares u otros adultos vamos a empezar a reflejar esas emociones en la interacción con otros.

¿Es este reflejo en los otros lo que ayuda a desarrollar la empatía?

Por supuesto, a medida que el niño va aprendiendo a identificar sus emociones, va identificando las emociones de los otros como un espejo, entonces, cuando identifica que sus emociones también son compartidas por otros, es cuando empieza este desarrollo de la empatía, el entender que los otros sienten igual que nosotros.

Los adultos que estamos en contacto con los niños, somos los mejores modelos de estas emociones eso va a favorecer mucho el que el niño vaya aprendiendo más eficientemente. Porque si nosotros como en todo les decimos haz esto pero no somos los primeros en modelarlo, pues obviamente no vamos a ser muy eficientes en esa enseñanza.

¿Qué circunstancias pueden afectar el desarrollo emocional del niño?

Cuando un niño no puede entender el contenido emocional de un evento y lo tiene confundido, la manera cómo podemos ayudar a los niños es verbalizando y ayudándoles a entender esas circunstancias; la muerte de alguien cercano, un divorcio, situaciones que son complejas, inclusive para los mismos adultos entender y aceptar. Siempre que haya manera de prever estas cosas, como un divorcio, hay que ir preparando a los niños de acuerdo a su edad, enfrentar el cúmulo de emociones que este tipo de eventos pueden traer consigo. Hay que darle al niño etiquetas y recursos para procesar sus emociones.

Entonces ¿la comunicación es la clave del desarrollo?

Exacto.

¿Cómo podemos ayudarles a saber de qué forma reaccionar ante lo que sienten?

Siempre hay estrategias que dentro de la familia se tienen que diseñar, los papás deben tener su caja de herramientas; platicarlo en familia, decidir qué se va a hacer frente a una circunstancia que generó un cúmulo de emociones y que un momento dado se volvió un problema. Ya cuando las aguas bajaron y la situación está un poco más contenida, se recomienda siempre tener conversaciones familiares en donde se explique, se hable de qué fue lo que pasó y qué es lo que debería de pasar y cómo cada quien puede proponer alguna solución. Esto está muy relacionado con el concepto de disciplina positiva, ayuda mucho a la contención de las emociones, porque tú no estás limitando al niño, no lo estás coartando, lo estás conteniendo y eso es lo que te da la disciplina positiva, esa posibilidad de ayudar a los niños a contenerse para poder entonces dentro de un estado emocional estable poder identificar emociones y soluciones a los problemas que se pueden generar como consecuencia de una emoción mal manejada.

Guiarlo para que aprenda a decidir

Exactamente, pero siempre la decisión es más efectiva y menos complicada cuando se les brindan a los niños las opciones que hemos visto con la experiencia que son funcionales y que son correctas para la persona y la comunidad donde se comporta esa persona.

¿Qué diría a nuestras lectoras?

En general pensamos que el éxito está basado en que uno tenga suficiente información y estrategias para resolver problemas, cuando en realidad el éxito está en un equilibrio y un balance entre los conocimientos que tenemos y el manejo que tenemos de nuestras emociones en un marco de disciplina y de orden que deben ser fundamentales.

Ahorita con esta película de Intensamente como que se le ha puesto un foco muy intenso a todo lo que es el desarrollo de las emociones y cómo podemos intentar manejarlas a nuestro favor y no en nuestra contra, yo creo que esto es muy valioso porque para mí la inteligencia emocional y la disciplina positiva, basada en valores que promuevan la convivencia pacífica en cualquier núcleo social, la familia, un país, es fundamental.

*SEDI (Servicios Educativos para el Desarrollo Infantil) es un centro de desarrollo para el aprendizaje para niños en su primera etapa, siendo una de sus principales características el trabajar en el desarrollo integral de los niños que van desde los 45 días de nacidos, hasta los 10 años. Edades en las que se crean todas las bases del crecimiento físico, emocional y de disciplina.

Add comment


Security code
Refresh

¿Amas a tus mascotas? ¿Te gustaría recibir consejos de salud para cuidarlas? ¿Quieres saber curiosidades sobre tu perro? Suscríbete al boletín de mascotas.