“No podemos dejar que se pierda esta hermosa tradición que es la charrería” Melissa, reina charra

melissa-reina-charraLa charrería es el deporte nacional por excelencia; lleno de historia, fiesta y color. Debemos rescatar las raíces que representan a nuestro país. Melissa está convencida de ello y, desde 2013, en su labor como Reina nacional de la Federación Mexicana de Charrería ha tenido como objetivo hacer difusión de este maravilloso deporte. En entrevista para SuperMujer, Melissa nos habla de sus inicios en este mundo y nos invita a conocer más de la fiesta charra.

Tengo entendido que tu abuelo fue quién te impulso en este mundo de la charrería ¿cómo fue esto?

Ellos vienen de Hidalgo y siempre tuvieron caballos y todo eso. Entonces, cuando se mudaron acá a la ciudad, él busco un lugar en donde tenerlos y fue en un lienzo charro. Y fue como se enteró que se estaba formando una escaramuza infantil y me preguntaron si se me antojaba entrar y probar lo que era. Dije que sí, y a los 7 años más o menos entré a la escaramuza infantil y de ahí en adelante hasta la fecha sigo montando.

¿Fue entonces cuando montaste por primera vez un caballo o ya habías montado?

No, desde chiquita siempre había estado en contacto con los caballos, pero ya lo que era una escaramuza y montar en una albarda que es la montura que usan las mujeres, que es de lado, a mujeriega se le llama, en realidad lo empecé a aprender ahí a los 7 años con la escaramuza, porque no montaba yo en albarda ni nada. Ya con ellas fue que empecé a enfocarme un poquito más en lo que es la escaramuza charra.

¿Cómo descubriste que era tu pasión? ¿O crees que es algo que más bien traes en la sangre?

No, yo creo que poco a poco con el tiempo, conforme iba practicando me iba enamorando de todo esto de los caballos. Primero los caballos que son extremadamente inteligentes y eso me iba sorprendiendo. Además de lo que es la fiesta charra que es muy familiar, muy alegre la verdad. La vestimenta. Todo poco a poco me fue como atrapando y claro la adrenalina que te provoca el estar en un lienzo charro y estar en una actuación con ocho niñas y ejecutar los cruces, los giros a velocidad y saber que está latente el peligro de tener un accidente. El hecho de que estés arriba de un caballo de 200 kilos o más. Todo eso te va provocando como una adrenalina que te vuelve como dependiente de eso.

¿Te dedicas de tiempo completo a la charrería?

Ahorita sí estoy más dedicada a la charrería por el papel que estoy ejerciendo dentro de la federación. Pero generalmente en una escaramuza se le dedican dos o tres días a la semana, alrededor de dos horas cada práctica.

¿Qué significa para ti ser reina de la charrería?

Primero que nada es un verdadero orgullo y honor tener en mis manos la responsabilidad de representar dignamente sobre todo nuestro deporte nacional. Porque es el deporte nacional por excelencia, es patrimonio cultural y artístico de México. Es una gran responsabilidad y un gran orgullo, el hecho de que haya podido llegar hasta donde estoy ahorita, por el hecho de que no tengo una familia de historia charra. En realidad fue que poco a poco por trabajo lo fui logrando. Y es eso, me invade un verdadero orgullo y honor, y sé la responsabilidad que tengo, no es cualquier cosa porque la charrería también nos da identidad nacional.

¿Qué opinas de que a veces no se le da mucha atención a este deporte?

La verdad creo que es una tristeza el hecho de que no se le dé la difusión que merece la charrería porque está lleno de cultura, de tradición e historia sobre todo, porque la historia de la charrería proviene desde la llegada de los caballos con los españoles, entonces imagínate la historia que carga la charrería. Y sí, es triste ver que a veces no se le dé la difusión necesaria. Me he dado cuenta ahora que hemos estado trabajando en esto de la difusión que es el proyecto que traigo, que los medios de comunicación a veces no voltean a ver a la charrería y deberían. Tienen ese poder en sus manos de la comunicación y creo que están un poco obligados a voltear a ver este deporte porque como te digo, es un deporte de México, es el deporte cien por ciento mexicano y no podemos dejar que se pierda esta hermosa tradición que es la charrería.

Para ti ¿Qué es lo más bonito de la fiesta charra?

Para mí, yo creo que es la convivencia familiar que se vive dentro de la charrería. Sí es un evento muy familiar. Los equipos charros y las escaramuzas siempre van con la mamá, el papá, el tío, el novio. Entonces es una convivencia muy bonita que te llena de valores. La charrería también tiene eso, que te llena de valores, te forma como persona, por ejemplo con los chiquitos les da esa seguridad y esa autoestima y la verdad es que te anima bastante en ese sentido.

¿Qué te gustaría decir a nuestras lectoras sobre la charrería?

Me gustaría sobre todo invitar a la gente que no está inmersa en este deporte que se acerque a conocerlo. Si no es para practicarlo, para que se vuelva parte de la afición porque vale muchísimo la pena y estoy segura de que el día que se den la oportunidad se van a llevar una grata sorpresa porque es muy alegre la charrería. Las suertes que se practican no son cualquier cosa. Entonces, yo estoy segura de que si se dan la oportunidad la charrería va a lograr atraparlos

Add comment


Security code
Refresh

¿Amas a tus mascotas? ¿Te gustaría recibir consejos de salud para cuidarlas? ¿Quieres saber curiosidades sobre tu perro? Suscríbete al boletín de mascotas.