¿Eres adicto a los carbohidratos?

eres adicto a los carbohidratosCambiar de hábitos no es sencillo y cuando se trata de cambiar nuestra alimentación, es posible que en más de una ocasión nos hayan señalado como faltos de fuerza de voluntad para apegarnos a una dieta. Sin embargo, no es tan sencillo cambiar lo que comemos, después de todo, puede ser que nos estemos enfrentando a un problema de adicción a los carbohidratos.

La adicción a la comida es una de las que supone un mayor reto, pues a diferencia de otras adicciones uno no puede simplemente alejarse de los alimentos. Pero es necesario aprender a tomar mejores decisiones y para aprender a comer mejor, lo primero es darnos cuenta en qué aspectos es necesario hacer un cambio.

Existen sustancias que tienen efectos en nuestro cerebro y por eso resulta tan difícil olvidarnos de ellas. Tal es el caso de los carbohidratos refinados, que provocan caos en nuestro organismo y son altamente adictivos. Galletas, helados, pasteles, pastas, jugos y refrescos, cereales comerciales, yogures endulzados, entre otros.

El consumo de este tipo de carbohidratos libera sustancias en nuestro cerebro asociadas al bienestar dopamina–, por lo que se genera una relación inconsciente entre comer esas cosas y la alegría que nos brindan.

Pero ¿cómo podemos saber que somos adictos? ¿está tu cuerpo pidiendo carbohidratos a gritos? He aquí algunas preguntas que te pueden ayudar a saber si eres adicto a los carbohidratos.

  • Cuando empiezas a comer alguna de estas cosas ¿no puedes detenerte?
  • ¿Empiezas a salivar cuando pasas por una panadería, ves un helado o anticipas comer carbohidratos, incluso cuando no tienes hambre?
  • ¿Te cuesta concentrarte por estar pensando en la comida?
  • ¿No puedes enfocarte hasta que no satisfaces tu antojo?
  • ¿La mayoría de tus antojos son por pan, cosas dulces o comida chatarra?
  • ¿No te basta con porciones pequeñas? (Una o dos galletas no son suficientes y tienes que acabarte todo el paquete)
  • ¿Alguna vez te sientes insatisfecho a pesar de que has terminado de comer?
  • ¿Comes aunque no tengas hambre?
  • Cuando has decidido reducir tu consumo de azúcares ¿te sientes irritable, mal físicamente y con mayor antojo que nunca?

Si respondiste que sí al menos a cuatro preguntas, es probable que tengas una adicción a los carbohidratos. Se calcula que el 75% de las personas con sobrepeso también sufren de esta adicción. Si crees que este es el caso, quizá sea conveniente que busques la ayuda de un especialista que te oriente para que aprendas a tener una alimentación más saludable y balanceada; que te impulse en el proceso de desintoxicar a tu cuerpo de la adicción para que puedas tener una relación más sana con la comida.

Escrito por: Elena Pedrozo

Add comment


Security code
Refresh

¿Amas a tus mascotas? ¿Te gustaría recibir consejos de salud para cuidarlas? ¿Quieres saber curiosidades sobre tu perro? Suscríbete al boletín de mascotas.

© 2015 Versa Comunicación. Todos los derechos reservados