Bienestar

Combatir la obesidad con Ciencia Ortomolecular

Combatir-la-obesidad-con-Ciencia-Ortomolecular

 

¿Cuántas personas conoce con obesidad? Se alarmaría al saber que hace 15 años conocería sólo a una persona obesa por cada 12 que conoce hoy en día. O quizá, es alarmante saber que en 10 años ¡usted conocerá a 10 personas más con obesidad por cada persona obesa que conoce hoy! Lo que implica que sus hijos, nietos y vecinos estarán aún más propensos a ser obesos en algún punto de su vida.

La obesidad es un tema controversial, no sólo en México, en el mundo entero; con más de un billón y medio de obesos (suficiente para llenar el Estadio Azteca 15,000 veces) las Organizaciones de Salud Internacionales piden un grito de auxilio a las amas de casa para cuidar la nutrición de su hogar e impedir que la tasa siga aumentando.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la obesidad como “el exceso de grasa acumulada que representa un riesgo para la salud”; hasta hace algunas décadas, se pensaba en la obesidad como un defecto estético, pero en la actualidad sabemos que es responsable del desarrollo de diversas enfermedades degenerativas, entre ellas: la diabetes, enfermedades cardiacas e incluso, se ha estudiado una relación estrecha entre la dieta deficiente y el cáncer.

Es inaudito como México pasó de ser un país con una dieta tradicional nutritiva -llena de proteína como el fríjol y el maíz- a ocupar el lugar número 1 en Obesidad Infantil y el número 2 en Obesidad Adulta en el mundo.

Aunado al problema de obesidad, tenemos diferentes productos que dicen ser la panacea para bajar esos “kilitos” que tenemos de más, cuando en realidad pueden incluso ser perjudícales para quien los toma. El error es pensar que 20, 30 ó 40 años de malos hábitos alimenticios se pueden corregir de la noche a la mañana ya sea por medio de pastillas mágicas o incluso cirugías -que si bien es cierto que eliminan la grasa no deseada al por mayor- nunca corregirán las deficiencias del organismo, permitiendo que el acumulo de grasa continúe en otras zonas.

La buena noticia es que: ¡Sí existe una cura para la obesidad!, no se trata de una píldora mágica, sino de un uso informado de la Ciencia ortomolecular –donde es clave que nuestro paciente comprenda como se puede nutrir mejor y perder ese exceso de grasa que esta dañando a los demás tejidos.LOGO_CTBC

En cuanto a la duración del tratamiento, destacamos que el proceso no es largo, se trata de 21 días (pues este es el tiempo que le lleva a nuestro organismo readaptarse a nuevos estímulos). Es un tratamiento informado, confiable, fácil de llevar y efectivo en donde al paciente se le dan todas las herramientas para 1) comprender que lo llevó al sobrepeso (raíz emocional) 2) iniciar con mejores técnicas de alimentación 3) aparatología para delinear la silueta y ver pronto resultado 4) lineamientos de actividad física desde casa 5) Limpiar sus intestinos y órganos internos por medio de la Medicina Ortomolecular. Posterior al tratamiento, trabajamos con un tratamiento de apoyo para mantener los resultados obtenidos.

La medicina ortomolecular reconoce que no existe la enfermedad sino un desequilibrio en el funcionamiento de los órganos; en el Centro de Terapia Bioquímica Celular (CTBC) comenzaremos con una sesión diagnóstico en donde mediremos la energía de cada órgano interno; dependiendo de las lecturas realizaremos un Test Radiónico Bruce Coopen, que nos permite conocer cuál es el estado de salud completo de nuestro paciente; finalmente, armaremos un Tratamiento acorde a sus necesidades en donde el paciente se sienta seguro y lleno de energía mientras alcanza los objetivos que lo condujeron hacia nosotros.

Para más información visita www.nutridelmar.com y recuerda que en Cáncer y Enfermedades Crónico-Degenerativas con CTBC ¡Hay Esperanza!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*