Bajar de peso - dietas

Dieta holística

El enfoque holístico considera al ser humano en su totalidad. En ese sentido, una dieta holística es un plan de alimentación y estilo de vida que busca mejorar la salud integral de la persona, lo cual incluye el control del peso.

  • No exige pasar hambre. La saciedad está más relacionada con el volumen de los alimentos que con las calorías que contienen. Sacia y alimenta más una ensalada que un snack, aunque posean las mismas calorías.
  • No hay alimentos prohibidos. Hay que comer de todo. Los regímenes que prohíben determinados nutrientes (por ejemplo, carbohidratos) o priorizan grupos de alimentos concretos (como proteínas) son difíciles de seguir y pueden producir deficiencias alimentarias.
  • Incluye actividad física. Es imposible mantener una buena figura sin hacer ejercicio físico de forma regular.
Cómo es la dieta holística 1. Variedad. Un régimen suficiente y equilibrado, debe incluir:
  • Hidratos de carbono: son la principal fuente de energía del organismo. Se recomiendan legumbres y cereales integrales. Deben aportar entre el 50% y 55% de calorías diarias.
  • Proteínas: son los ladrillos que componen nuestros tejidos. Se recomiendan las que se encuentran en pescados y mariscos, carnes magras, huevos, lácteos descremados. Deben aportar un 15%-20% de las que ingieras al día.
  • Grasas (en cantidad moderada). El organismo las necesita para producir hormonas, absorber las vitaminas y mantener las defensas. Deben aportar el 30% de las calorías diarias.
  2. Rica en frutas y vegetales. Mínimo cinco raciones diarias (400 g). Son nuestras mejores aliadas frente a los ataques de hambre y la lucha contra los kilos. 3. Con grasa "buena". Las grasas monosaturadas del aceite de oliva, los pescados y los frutos secos ayudan a a reducir los niveles de colesterol LDL (el que obstruye las arterias) y aumentar los de HDL (que las mantiene despejadas). 4. Llena de fibra. La fibra y el agua son dos grandes aliados en la lucha contra el exceso de peso, porque aportan volumen al plato sin sumar calorías. 5. Repleta de micronutrientes. Una dieta que incluya variedad de frutas y verduras, legumbres, pescados y mariscos, cereales integrales, frutos secos, lácteos descremados, carnes magras, especias, aporta todas las vitaminas, minerales y antioxidantes que el organismo necesita. 6. Descanso. La relación entre sueño y peso tiene mucho que ver con dos hormonas que el organismo secreta mientras dormimos: la ghrelina (hormona del apetito) y la leptina (de la saciedad). Cuando sufrimos de sueño, los niveles de ghrelina aumentan y los de leptina se reducen, con lo que tendemos a comer más. 7. Vida al aire libre. Conviene, y mucho, disfrutar de actividades al aire libre: así podremos ganar vitamina D. Tampoco te expongas demasiado al sol. La dieta holística te ofrece un menú que llena y adelgaza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*