Ideas para tomar mejores decisiones

ideas para tomar mejores decisionesCada día tomamos cientos de decisiones, algunas muy sencillas y casi en automático –como la ropa que nos ponemos– y otras que requieren mayor meditación. Sin embargo, nunca podemos saber con certeza qué tan buena o mala es una elección, hasta que vemos el resultado. Pero esto no significa que no podamos mejorar nuestra capacidad de tomar decisiones.

Cuando las decisiones no resultan como esperábamos, siempre existe la posibilidad de obtener una enseñanza. Pero no sólo aprendemos a tomar mejores decisiones a través de prueba y error; hay cuestiones que si aprendemos a considerar, nos ayudarán a elegir de forma más sabia:

  • Asegúrate de saber exactamente cuál es la cuestión a resolver. A veces entramos en conflicto por problemas de comunicación, pero si tenemos claridad sobre qué es lo que debemos elegir y qué implica esa decisión, podremos hacerlo desde un punto de mayor claridad.
  • Trata de ver las cosas desde una perspectiva más amplia. No es raro que nuestra visión de las cosas se anteponga al punto de vista de los demás; damos prioridad a nuestras necesidades y quizá nos olvidamos de cómo puede afectar a los otros. Pero es importante estar más abiertos a las perspectivas y necesidades de otros; no sólo se trata de buscar el “bien común”, sino que tener una visión más amplia nos permite darnos cuenta de que nuestra visión limitada quizá tenía fallas y podemos darnos cuenta de lo que es más importante.
  • Dicen que "Cuando la única herramienta que tienes es un martillo, todo problema comienza a parecerse a un clavo", pero cuando tratamos de tener una perspectiva más abierta, adquirimos nuevas herramientas y nos damos cuenta de que es importante saber elegir qué tipo de solución se necesita ante cada situación.
  • Considera que la mayoría de las veces las personas ven lo que quieren ver. Buscamos señales que confirmen nuestras creencias, lo que altera nuestra percepción de las cosas. Preguntarte por qué tu impresión inicial podría ser errónea puede servir para ayudarte a combatir esas creencias y ver las cosas con mayor claridad.
  • Tomamos una decisión con la confianza de que las cosas saldrán bien, pero no siempre es así. Pensar en lo que podría salir mal nos puede ayudar a darnos cuenta de riesgos o consecuencias de la elección que no habíamos previsto.

Fuente: psychologytoday.com

Add comment


Security code
Refresh

¿Amas a tus mascotas? ¿Te gustaría recibir consejos de salud para cuidarlas? ¿Quieres saber curiosidades sobre tu perro? Suscríbete al boletín de mascotas.

© 2015 Versa Comunicación. Todos los derechos reservados