Los sueños ¿una ventana al futuro?

suenos ventana al futuroA lo largo del tiempo, el ser humano ha visto en los sueños una forma de anticiparse a los sucesos de nuestra vida y el mundo; los sueños han sido vistos como premoniciones de lo que nos aguarda y tenemos la necesidad de interpretarlos y entenderlos.

Un ejemplo de esto es un pasaje de la Biblia, en dónde se relata que el rey de Egipto soñó con 7 vacas gordas y 7 vacas flacas, y con 7 espigas verdes y 7 espigas secas. En ambos sueños tanto las vacas flacas como las espigas secas se tragaban a las vacas gordas y a las espigas verdes respectivamente. El rey manda llamar a José, quien le describe los sueños como una bendición y una desgracia venidera, en la que durante 7 años habrá abundante alimento, pero 7 años después habrá una sequía en Egipto, que les impedirá tener el alimento suficiente para todo su pueblo debido a nulas cosechas y escasa carne del ganado; por lo que le recomienda prepararse y almacenar suficiente comida para que Egipto prevalezca.

Cuántas veces nos hemos preguntado lo que nuestros sueños significan, y más cuando son sueños recurrentes; ya sea por un período de tiempo específico, o bien, un sueño recurrente a lo largo de toda nuestra vida. Nuestra inquietud puede llegar a tal grado, que incluso, buscamos en libros especializados en sueños el significado de cada elemento que lo compone. Formando así una predisposición “al saber lo que puede pasar en nuestro futuro próximo”.

Entre los elementos más comunes están soñar con la caída de los dientes, con excremento, con la muerte propia o de un familiar, con volar o caer al vacío. El significado por ejemplo de soñar con excremento según las creencias populares es dinero, y de la muerte, en larga vida para quien en el sueño en cuestión fallece.

Científicos y personajes destacados que han dejado huella en la historia, como Pascal o Kepler, admitieron que algunas ecuaciones filosóficas habían sido concebidas luego del profundo análisis de un sueño. Hay casos concretos de matemáticos que redactaron fórmulas precisas en estado de sonambulismo, personalidades que tuvieron en sueños el mensaje de un proyecto que resultó positivo al llevarlo a cabo, músicos que compusieron hermosas melodías, como el gran violinista, compositor y guitarrista italiano Niccolo Paganini; quien al despertar debía tener al lado papel y pluma, para inmediatamente plasmar las notas que había escuchado mientras dormía de manera que no se escapara ninguna su memoria.

No podemos dejar de lado a Nostradamus, quien sigue vigente por sus premoniciones, para muchos acertadas, sobre sucesos que ocurren hoy en día y que se manifestaron en sueños o visiones hace más de un siglo.

Persas, Caldeos, Árabes, Egipcios, Griegos, Romanos, de los que somos deudores por habernos dejado conocimiento de tanta sabiduría, se apresuraban a analizar sus mensajes oníricos tratando de rescatar lo más relevante para después ser descifrado y utilizado en cada una de sus áreas o talentos.

Fue Sigmund Freud, quien dio a los sueños un significado más coherente, pues aseguró que nuestro inconsciente habla a través de los mismos.

En lo personal y no dejando de lado la teoría del padre del Psicoanálisis, me imagino al inconsciente como un almacén muy grande, infinito, en dónde a lo largo de nuestra vida se recaban sensaciones, experiencias, sentimientos, vivencias tanto alegres o tristes, como dolorosas o frustrantes, y es por este medio, los sueños, que nuestra mente, va descargando esa información que se ha ido acumulando, pero que también se activa con los restos diurnos, es decir, con las vivencias o preocupaciones del día a día, de manera que varios elementos pueden formar un sueño, y puede estar plagado de experiencias y elementos que tienen un significado importante para nosotros como individuos, y no así, que un solo elemento puede tener un significado universal.

Esto sería casi imposible, pues cada uno de nosotros le hemos puesto un valor y un significado diferente a cada cosa, vivencia, situación o personas.

De acuerdo con la teoría de Freud, es como si nuestro inconsciente, pusiera en un lienzo blanco, cientos de fotografías cortadas, fragmentos vividos, pegados y organizados –como un collage– que adquieren un significado, la mayoría de las veces para nosotros ilógico, sin sentido, confuso y loco, pero siempre determinado por nuestras experiencias actuales y por nuestro bagaje emocional, social, familiar, religioso y cultural.

¿Cómo puedo saber lo que un sueño significa?

A través de la Psicoterapia Psicoanalítica, podemos dar respuesta a esta interrogante.

El terapeuta nos acompaña al autodescubrimiento; a través de la palabra, podemos saber el significado de lo que cada experiencia vivida tiene el realidad para nosotros, y por lo tanto, de nuestros sueños.

Es el análisis personal, la forma en cómo seremos conscientes de lo que cada elemento puede representar para nosotros. El significado de los sueños es único para cada individuo, tanto como cada huella digital que hace única y especial a cada persona sobre la faz de la tierra.

Perla Iveth Pérez Suárez

Psicoterapia Psicoanalítica

Add comment


Security code
Refresh