Bienestar

La lactancia como método anticonceptivo

La-lactancia-como-mtodo-anticonceptivo

 

 

Ser madre es una de las mejores etapas de una mujer, en ella no solo regalas vida sino creas una atmosfera de futuras emociones que traerán aprendizajes para ti y tu familia, para disfrutar de esta nueva situación con una vida saludable, puedes recurrir a la lactancia y hacer que ésta funcione como un método anticonceptivo.

El método de amenorrea de la lactancia (MELA) es un método anticonceptivo en el que necesitas determinadas características para que te sea realmente efectivo. Las probabilidades de quedar embarazada durante esta etapa disminuyen en la medida en la que la lactancia se realiza de forma exclusiva; es decir, cuando tu pequeño no recibe otro alimento más que la leche materna. Si lo haces de manera contraría, será necesario que consideres utilizar otro método anticonceptivo efectivo que no afecte la calidad y cantidad de la leche materna.

Para hacer uso de este método debes estar lactando en su totalidad (recomendablemente), tu menstruación debe mantenerse ausente (antes de considerar usarlo) y debes contar con menos de seis meses de haber traído a tu bebé al mundo.

No es un método difícil de aplicar, solo debes alimentarlo entre 6 y 10 veces al día y no sustituir la alimentación por algún otro lactante o alimento, el no realizar alguno de estos dos pasos disminuirá la efectividad del proceso.

Decidir utilizar esta opción anticonceptiva te regalará los siguientes beneficios:

  • Una eficiencia inmediata después del parto.
  • Sin efectos secundarios en tu cuerpo.
  • No intervendrá en tu vida sexual.
  • Reduce el sangrado posparto.
  • No requiere de la supervisión de un médico.
  • Le proporciona a tu pequeño una inmunización contra enfermedades infecciosas y adquiere una mejor nutrición.

Por otra parte éste método anticonceptivo no es 100% seguro, ya que no te protege contra enfermedades de transmisión sexual como el VIH o el Virus del Papiloma Humano, por lo que se recomienda como en todos los casos de acto sexual el uso del condón.

Ten en cuenta que los beneficios son muchos pero los riesgos son considerables, elige la opción que tu médico y tú consideren más efectiva para tu vida sexual. Cuidarse no es una opción sino una obligación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*