Alcoholismo: ponle nombre y apellido

alcoholismo ponle nombre y apellidoLa causa del alcoholismo está en la familia y quizá puedas rastrearla a una persona –pero no es su culpa–.

Somos lo que somos en gran medida debido a nuestra familia. Nuestra forma de ser y de tomar decisiones, parten de un punto en nuestro pasado o el de nuestra familia. Quizá no siempre seamos conscientes de esto, pero nuestros antecedentes familiares pueden explicar diversos problemas en nuestro presente, entre ellos el alcoholismo.

Se sabe que la familia tiene un gran peso en la dependencia al alcohol; estadísticamente, es un hecho que las personas con antecedentes familiares tienen de tres a cuatro veces más probabilidad de hacerse alcohólicas que alguien sin ellos. Pero ¿de qué forma influye? ¿Es aprendizaje o genética? Esta es una de las preguntas más recurrentes en torno al tema.

Por mucho tiempo se atribuyó el alcoholismo a una debilidad moral, pero lo cierto es que diversos estudios apuntan a una predisposición genética. Una investigación realizada en Dinamarca estudió a más de 5000 individuos adoptados a temprana edad. Se encontró que quienes fueron adoptados por familias no alcohólicas, pero que provenían de familias con historial de alcoholismo, se convertían en alcohólicos con mayor frecuencia que quienes no tenían antecedentes.

Sin embargo, esto no es determinante. No quiere decir que inevitablemente seremos alcohólicos si nuestro padre o abuelo lo fue. Las relaciones familiares y los acontecimientos de la vida, también influyen en el desarrollo de la enfermedad. Herencia y ambiente se combinan dando lugar a un problema familiar y la mejor forma de prevenir es ser conscientes de nuestro pasado.

El alcoholismo es una enfermedad que no sólo afecta a la persona que lo padece, sino que toda la familia se ve sometida a las consecuencias; y como toda enfermedad, requiere tratamiento. Sin embargo, puede tomar mucho tiempo para que una persona se dé cuenta de que está enferma. El consumo del alcohol se vuelve descontrolado y beber se hace una necesidad. No se trata de la cantidad de alcohol que se ingiere, sino de la imposibilidad de controlar su consumo.

Sea por factores psicológicos o biológicos, el alcoholismo involucra a toda la familia y es conveniente que todos pongan de su parte para salir adelante. Es necesario conocer nuestra historia para saber si estamos en riesgo. Sin embargo, dependerá de la persona alcohólica, darse cuenta de su enfermedad y tratarla, para que pueda dejar el alcohol y recuperar su vida.

Add comment


Security code
Refresh