Bienestar

Un nuevo tratamiento para la Hipertensión Arterial llega a México

Simplicity-Catheter

 

La hipertensión arterial es una enfermedad peligrosa que aqueja a cientos de personas en el mundo. En México solo el 40% de las personas que la padecen están bajo tratamiento, el 30% lo sabes pero no la trata y el otro 30% no logran las metas del tratamiento; de este último grupo se deriva un subgrupo llamado Hipertensos Arteriales Resistentes.

Un hipertenso arterial resistente, es aquella persona que su cuadro de hipertensión no se reduce a pesar de ser sometido a un tratamiento a con tres o más fármacos antihipertensivos llevados a su máxima dosis tolerable y cumplir con las medidas dietéticas e higiénicas recomendadas.

“La denervación renal es una nueva técnica para el tratamiento de la hipertensión resistente que prevalece en todo el mundo y estamos orgullosos de ofrecer esta nueva opción de tratamiento. Los pacientes cuya presión arterial no se controla pese a las medidas farmacológicas implementadas corren un riesgo cardiovascular alto y a hora pueden beneficiarse con esta solución” comentó el Dr. Juan Andrés Gaspar, cardiólogo intervencionista y director del entrenamiento médico de Medtronic en América Latina.

Simplicity-Catheter2Para lograr la denervación renal Medtronic trae a México el Symplicity Catheter System, que consiste en una intervención médica mínima invasiva, que desactiva los nervios simpáticos ubicados en las paredes de la artería renal. Este sistema está compuesto por un generador y un catéter flexible. El catéter se inserta a través de la arteria femoral en la parte superior del muslo y se dirige hacia arriba en la arteria renal próxima a cada riñón. Una vez colocado, a través de la punta del catéter se administra energía de radiofrecuencia (RF) de baja potencia controlada en base de un algoritmo, o patrón, patentado que afecta los nervios simpáticos circundantes. La intervención no implica la colocación de ningún implante permanente.

Este procedimiento se realiza una sola vez y es permanente, mejorando la calidad de vida y una disminución de la presión arterial que lleva a estos pacientes al grupo de enfermos controlados.

Cabe destacar que este sistema no sustituye otras opciones de tratamiento, es por esto que se debe incluir especial atención en las medidas complementarias (dieta e higiene) recomendadas desde un inicio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*