Bienestar

Virus del Papiloma Humano

papanicolauEl virus del papiloma humano es una infección de transmisión sexual, por lo que es considerada dentro del grupo de enfermedades venéreas.

La infección por el Virus del Papiloma Humano es la más frecuente de todas las enfermedades de transmisión sexual, sin síntomas, haciendo que el paciente no tenga conocimiento de su enfermedad, a menos que aparezcan alteraciones en la prueba de papanicolaou o en la colposcopia

La colposcopía es un método por el cuál el ginecólogo observa el cuello uterino, la vagina y la vulva a través de un aparato que tiene luz y aumento, con se va a ver a detalle para encontrar distintos tipos de imágenes, el objetivo de la colposcopía es detectar procesos inflamatorios, hormonales y localizar imágenes anormales .

Hay otras variantes del VPH que se transmiten por vía sexual y representan un problema grave. Dichas formas son: VPH-16, VPH-18, VPH-31 y VPH-45. Estos tipos del VPH se relacionan con el cáncer y provocan brotes que por lo regular aparecen planos y son casi invisibles, en contraste con las verrugas causadas por VPH-6 y VPH-11.

La infección por VPH se produce cuando el virus entra al cuerpo a través de un corte, abrasión o pequeño desgarro en la capa externa de la piel.

Las infecciones genitales por VPH se contrae a través de relaciones sexuales, sexo anal y otro de piel a piel en la región genital.

Según la Organización Mundial de la Salud, (OMS), la infección persistente por tipos de VPH oncogénicos es una condición previa para que se desarrolle el cáncer cervicouterino, una enfermedad que cada año afecta a alrededor de 500 000 mujeres y provoca 260 000 muertes en todo el mundo. Los tipos 16 y 18 del virus causan por sí solos alrededor del 70% del total de casos de cáncer cervicouterino.

Se reconoce que dos tipos de virus papiloma humano de la vía genital en particular, VPH-16 Y VPH-18, originan hasta 95% de los cánceres cervicouterinos.

Los virus no actúan por si solos, necesita de una célula huésped para funcionar y en la cual reproducirse. Una vez que invade, pasa por una de dos fases : lisogénica o lítica. Durante la primera, el virus permanece inactivo en la célula huésped y no la afecta. La célula huésped continúa funcionando de manera normal, a pesar de la invasión viral. En la fase lítica, el virus se apropia de la célula huésped y la utiliza para reproducir más virus.

Existen varios tipos de Virus de Papiloma Humano que eligen otras partes del cuerpo, por ejemplo la piel de las manos o los pies y la boca.

Los VPH más peligrosos, 16 y 18, se transmiten mediante el contacto sexual, estos pueden causar dos clases de tejido anormal: de condiloma y tejido displástico. Los tejidos del primer tipo corresponden a los crecimientos tipo verruga. Éstas son a menudo indoloras, pero producen a veces cierta irritación, comezón o ardor. Esta clase de tejido aparece en la piel como un crecimiento tipo coliflor. Es posible tratarlo en cualquier momento en que exhiba agudización y no es maligno.

Todos estamos propensos a adquirir este virus, tanto hombres como mujeres pueden contraerlo y transmitirlo, por eso es necesario siempre, hacer un chequeo.

Es natural que las personas que descubren que están infectadas con el VPH genital deseen saber quién se los contagió. Pero no hay modo de saberlo con seguridad. El virus es muy común. Una persona puede tener VPH genital durante un tiempo prolongado antes de ser detectado. Si tienes VPH genital, no culpes a tu pareja actual, ni supongas que tu pareja ha sido infiel. El VPH genital no debe interpretarse como una señal de que tu o tu pareja estén teniendo relaciones sexuales fuera del ámbito de la pareja.

Como mujeres, estamos obligadas a tener una observación rutinaria con el ginecólogo para que nos realice el papanicolau para prevenir y curar a tiempo cualquier tipo de malestar o incluso el cáncer cervical.

Existen vacunas que ayudan a prevenir el Papiloma Humano; la vacunación generalizada tiene el potencial de reducir hasta en dos terceras partes el número de muertes por cáncer de cuello uterino en el mundo, si todas las mujeres se vacunaran y si la protección resultara ser de largo plazo.

Además, las vacunas pueden hacer que disminuya la necesidad de atención médica, de biopsias y de procedimientos agresivos asociados con las secuelas de pruebas anormales de Papanicolaou, lo que ayudará a reducir los costos de atención médica y la ansiedad relacionada con las pruebas anormales de Papanicolaou y procedimientos de seguimiento, las vacunas pueden ayudar a proteger contra el VPH genital más propensos a causar verrugas genitales o cáncer cervical.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*