Casa

Cómo elegir una Mascota


Para decidir que mascota será la adecuada para acompañarnos en nuestro hogar lo primero que debemos hacer es analizar de manera imparcial nuestras características de propietario, estas son: Psicológicas (carácter), físicas (complexión), económicas (ingreso), tiempo disponible y nuestra afición por una especie determinada.

No es lógico pensar que una persona con un carácter en extremo pacífico intente criar un perro de raza dominante, o que alguien tenga el anhelo de salir a pasear con un animal que iguala o sobrepasa su propio peso; tampoco es justo adoptarla si no podemos costear su correcta manutención o si no tendremos tiempo de compartir con ella y nos concretamos a mantenerla en encierro.

Si nuestro carácter es tranquilo y contemplativo es posible que un pez, una tortuga, un gato persa, un ave ornamental, un hámster, o un perro de raza flemática sea un compañero ideal; por otro lado, si somos deportistas de carácter hiperquinético podremos por un perro de raza activa como las de guardia y defensa.

Un error en la elección de la especie o la raza (en el caso de perros y gatos) puede acarrear profundos problemas de adaptación para el animal y episodios desagradables dentro del entorno familiar.

Es de todos conocida la incertidumbre que se vive en nuestras sociedades por ataques de animales a personas de toda edad. Un poco menos conocidos y tomados en cuenta son los abusos hacia los animales por parte de seres humanos, pero en los dos casos las situaciones pueden ser evitadas con un sencillo análisis por nuestra parte (ya que los animales raramente tienen voz y voto). Para lo cual el único requisito es usar “el menos común de los sentidos: El sentido común”.

La manera correcta de adquirir una mascota es por medio de criadores o tiendas dedicadas a este tipo de comercio. En este punto nos serán de utilidad algunos tips:

  • En una camada no escoja la cría más grande ni la más pequeña, sino la más activa.
  • Exija los certificados de vacunación y desparasitación al día en el momento de la compra y no después (perros y gatos).
  • Si adquiere animales registrados exija el traspaso del ejemplar al momento de realizar el pago.
  • Pregunte al vendedor sobre la garantía que le darán en caso de problemas de salud o defectos genéticos (por escrito).
  • Pida facturas de todas las transacciones.
  • Solicite una explicación exacta de detalles como: habitación, manejo, alimentación, vacunas, cuidado e higiene de la especie adquirida.
  • En caso de notar problemas de salud durante los primeros 8 días posteriores a la compra regrese el animal al vendedor hasta que se solucione el problema.
  • Bajo ningún concepto adquiera especies silvestres protegidas.
  • Revise siempre el pelaje en busca de pulgas u otros parásitos.
  • Revise la boca, patas, ojos y órganos sexuales (perros y gatos).
Atendiendo a estos sencillos consejos podremos evitar problemas para nuestra familia, nuestra mascota y nuestro bolsillo. Por: Tierra Adentro Dr. Milton Lara - Médico Veterinario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*