Casa

Decora tu recámara

¿Has estado en una recámara en donde todo se encuentra perfectamente acomodado y simplemente se siente bien? La mayoría de las veces que esto sucede es porque es un diseño simple y funcional. Pero crear un diseño simple es más difícil de lo que se piensa, particularmente en las recámaras.

Pero, ¿por qué? ¡Porqué absolutamente cada recámara debe tener una cama! Y este mueble es grande y dicta el espacio y lugar del resto del mobiliario; pero si tienes suerte de estar planeando una recámara desde cero o remodelando una ya existente, puedes controlar los otros elementos y crear un espacio que sea práctico y divino.

Debido a que la recámara es una de las habitaciones más sencillas, tendemos a pasarla por alto. Uno de los primeros pasos para ese gran diseño es contar con un diseño de planta eficiente que te de todo lo que tú quieres, sin importar el espacio con el que cuentes. He aquí, los 7 tips que te ayudarán a obtener el máximo provecho de tú recámara:

  1. Circulación simple: trata de mantener la circulación de un solo lado de la habitación. Los hoteles hacen un gran trabajo en este detalle, es por esto que el 90% de las habitaciones de los hoteles tienen el mismo diseño de planta. Los planes para la circulación se vuelven un poco más complicados cuando la habitación cuenta con un baño dentro. Para maximizar el espacio presta mucha atención a dónde localizarás el baño y el closet en la habitación. Las habitaciones que cuentan con un baño o un closet antes de llegar al área de dormir requieren un pasillo mucho más largo.

Si organizas el espacio a manera de que puedas pasar al closet o baño a través del área de dormir, no necesitarás un pasillo y podrás agregar esa circulación para que la habitación se sienta mucho más grande.

  1. Enfócate en la vista: una recámara siempre se siente mejor cuando lo primero que ves por la ventana es una vista agradable. Si estas diseñando una recámara nueva o remodelando una existente, trata de hacer un diseño con una disposición que se enfoque en la vista; aún y cuando sea algo tan impactante como un lago o un bosque o tu propio jardín.
  2. Mantén la privacidad en mente: siempre es lindo cuando puedes dejar la puerta abierta de la recámara sin tener que renunciar a la totalidad de tu privacidad. Un pequeño vestíbulo provee una separación entre la recámara y la sala. Yo siempre trato de evitar un diseño donde puedas ver el interior de la recámara desde un espacio público, como una sala, una estancia o la cocina.
  3. Conéctate con el exterior: Si bien esto puede no ser factible en todos los climas, conectar una recámara con el exterior es una gran manera de hacer que el especio se sienta más grande y contar con mayor luz natural. Si tu recámara está en la planta baja (o si se encuentra en un segundo piso y tiene una terraza adjunta), agregar un par de puertas francesas puede incrementar de manera inmediata la sensación de espacio.
  4. Considera la disposición de los muebles: la arquitectura de tu habitación debe tomar en cuenta el mobiliario. Normalmente, la recámara destina una pared para la disposición de la cama; ¿pero qué hay de las cómodas, los burós, mesas de noche, TV, sillas, etc.? Trabaja con tu arquitecto o diseñador para asegurar que cuentes con espacio suficiente a un lado de la cama para las mesas de noche y una amplia circulación para acceder a los 3 lados de la cama.
  5. Incrementa la iluminación y ventilación: situar la recámara en la esquina de la planta o disposición de tu casa te puede dar una o dos ventanas a las paredes adyacentes de tu recámara. Esto te da beneficios adicionales como ventilación cruzada y una luz más suave y natural.
  6. Tomate tu tiempo: los grandes diseños toman su tiempo y normalmente requieren ser pulidos antes de obtener la disposición perfecta para tu estilo de vida. No te apresures en el diseño, vale la pena tomarse el tiempo y asegurarse de tener un diseño más eficiente y funcional al final.

La verdad es que un diseño grandioso no significa, necesariamente, un espacio que es exageradamente complejo y costoso de construir. Un espacio que funciona mejor, que cuesta menos construir, que es más eficiente y que es más fácil de mantener, puede ser un ejemplo excepcional de un gran diseño.

Escrito por: Abril Martínez Mina

Diseñadora de Interiores

abrilmartinezm@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*