Buena anfitriona

El gusto por el detalle en la mesa y en la presentación de platillos

el detalle en la mesa

 

Eroski

La Navidad tiene un sabor especial en los fogones, los alimentos y las presentación de platillos. El mimo de todo el trabajo que conlleva diseñar un menú especial se puede prolongar también a la mesa. Solo hay que seguir unos sencillos consejos como los que ofrecemos a continuación.

 

El montaje de mesa

 

- La distancia entre los platos base debe ser de 60 centímetros, aunque puede ser algo mayor, para mejor comodidad del comensal.

- De un modo general, debe entenderse que se colocan a la derecha del plato base a los cuchillos y las cucharas, y a la izquierda los tenedores.

- Se sigue la norma de colocar a la derecha los utensilios que se usan con dicha mano y a la izquierda los empleados con ella, aunque luego el comensal los emplee como quiera.

- El plato para el pan es muy útil, más en los menús de Navidad, en los que se hace poco uso de este alimento.

Un plato base o de presentación

- Los platos base se colocan los primeros, para situar el lugar del comensal en la mesa.

La distancia entre el borde del plato y el de la mesa es de dos centímetros más al interior de la mesa.

- El plato para el pan es muy útil, más en los menús de Navidad, en los que se hace poco uso de este alimento. Si no se tienen platillos, bien vale un posavasos original, o incluso el plato de un servicio de café.

Las copas

- No es costumbre poner muchas copas, aunque sean necesarias.

- La copa de agua se monta centrada sobre la prolongación del diámetro del plato base. A su derecha, la de vino. - Si, por ejemplo, se sirve un vino especial para el marisco al principio de la comida, se colocará la copa una vez sentados los comensales.

- Si hubiera prevista una copa de jerez para el consomé, se hará lo mismo, y se irán cambiando las copas a medida que transcurra el servicio.

- La copa para champaña debe colocarse al final, cuando vayan a servirse los postres; pero si el último plato es pollo, pularda o ave similar, puede colocarse antes de servir este plato y ofrecer a los comensales el vino espumoso si lo prefieren.

Los cubiertos

Independientemente del montaje de una mesa, cuando continua el servicio hay que marcar cubiertos o tenerlos preparados para cada plato. Los que primero se van a utilizar, los más alejados del plato, y así sucesivamente.

- Entremeses: Cuchillo y tenedor trincheros. También pueden ser de postre.

- Sopa o crema: Cuchara sopera a la derecha del plato.

- Cóctel de marisco. Cuchara de café y tenedor de pescado la derecha.

- Pescados. Cubiertos de pescado, aunque determinados guisos requieren una cuchara de consomé a la derecha de la pala. - Verduras. Tenedor trinchero a la izquierda y cuchillo trinchero a la derecha.

Las servilletas y los detalles

Las servilletas no deben manosearse para hacer con ellas motivos decorativos; deben situarse con sencillez, sobre el plato base o, a veces, a la izquierda del mismo.

En Navidad se puede alegrar la mesa con velas o bolas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*