Estilo

Tener un clóset organizado

El minutero avanza lentamente y tú sigues en ese mar de ropa sin poder hallar esa blusa o ese pantalón que necesitas para completar tu look. Quieres dejar una buena impresión, pero el caos en tu clóset no ayuda. Sabes que en algún lugar de las profundidades de tu armario debe aparecer. Y te dices que si tuvieras el clóset más organizado no tendrías estos problemas. ¿Te ha pasado?

El desorden no sólo perjudica el aspecto de nuestro cuarto, sino que afecta nuestro ánimo y nuestra mente. El solo hecho de ver el clóset desorganizado, puede desanimarnos de realizar la laboriosa tarea. Es por eso que aquí te dejamos algunos consejos para que organizar tu clóset no sea un problema:

  • Un primer punto es revisar todo lo que tienes y hacer un ejercicio de honestidad ¿qué tanto de eso utilizas? ¿de qué deberías deshacerte? La mayoría de la gente tiene más ropa de la que utiliza o necesita. Así que lo primero es clasificar qué se queda y qué se va. Elimina aquello que ya no usas; incluidas aquellas prendas que ya no te quedan pero tienes esperanza de volver a usar.
  • También conviene clasificar la ropa que decidas conservar: por frecuencia, por ocasiones de uso, por tipo de prenda, por temporadas o la forma en que más te convenga. El punto es que tú sepas dónde está cada cosa para que encontrarlas no sea un lío.
  • Maximiza la utilización de los espacios. Puedes utilizar ganchos para colgar otros ganchos y que te ahorren espacio o ganchos con espacio para varias prendas.
  • Conviene utilizar cajas para organizar tus zapatos; coloca los que utilizas menos en las cajas de más abajo o más atrás.
  • También puedes utilizar cajas para la organización de tus accesorios.
  • Otra opción es guardar tu ropa por temporadas y al cambio de estación, poner a la mano lo que utilizarás en esa época del año.
  • Para que tu espacio luzca más uniforme, conviene que los ganchos sean iguales; los más recomendables son los de plástico pues maltratan menos la ropa.
  • Aunque si lo prefieres, los ganchos también pueden ser una forma de organización; seleccionar ganchos de distintos colores que indiquen la forma en que tienes clasificada tu ropa.
  • Cuelga en ganchos la ropa que se arruga más fácilmente. También los cinturones, bufandas, corbatas y pashminas o palestinas.
  • En cuanto a los cajones, conviene que determines un uso específico para cada uno: ropa interior, pijamas, blusas, calcetines. Algunas cosas requerirán más espacio que otras, por lo que si decides utilizar un cajón para cosas diferentes, conviene que tengas un separador.
  • Una opción para que te quepan más cosas en el cajón y no tengas dificultades para encontrar lo que buscas es colocar las prendas de forma vertical.
  • Las bolsas ocupan mucho espacio, por lo que colgarlas detrás de la puerta puede ser la mejor opción para que no te estorben.
  • La constancia será clave para mantener tu clóset organizado después de todo el esfuerzo que has puesto. Una vez que esté ordenado, procura mantenerlo. Conviene hacer una limpieza general y sacar todo lo que no necesites cada cierto tiempo.

Escrito por: Elena Pedrozo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*