Estilo

Una buena postura

Una-buena-postura


Tener un cuerpo diez no es suficiente para lucir una figura esbelta y atractiva. Hay que saber cómo estar, hay que saber evitar los malos vicios de posturas encorvadas. Es necesario mostrarse elegante, y esto se consigue cuidando cada parte de tu cuerpo cada vez que te sitúes frente a alguien, ya sea de pie, o sentada.

Puedes ensayar todo esto frente al espejo, y siendo tu misma la que decide si alguna postura no queda para nada elegante. Frente al espejo, presta atención a cada zona de tu cuerpo.

Tu cabeza tiene que estar ligeramente elevada, con un cuerpo erguido. Es fundamental evitar los encorvamientos del cuello, ya que sólo te provocará tensión muscular, y dolor en la zona. Los hombros debes echarlos ligeramente hacia atrás, relajados. Endereza tu espalda, y relaja tus brazos.

Por otra parte, hay varias partes que deberás contraer, por ejemplo el vientre, lo que te dará un aspecto más esbelto. Y los glúteos. Contrae los glúteos y echa el peso de tu cuerpo hacia delante. Esto es mucho más fácil de lo que parece.

Puedes observarte durante largo rato mirándote al espejo, y fijándote en aquello que haces mal. Es cuestión de acostumbrarte, hasta que tú misma ni te des cuenta de que has adquirido la postura correcta, y casi sin trabajo alguno. Es una manera muy sencilla de lucir tu figura, de potenciar tu belleza, y de ser esbelta, sexy y atractiva frente a todos los demás. Además, será beneficioso para ti ya que una buena postura, evita sufrir los contratiempos de la tensión muscular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*