Familia

Celos de hermanos

celos-de-hermanos

 

 

Un niño puede sentir celos por la llegada de un hermano, así que será fundamental la actuación de los padres. Los celos pueden suponer un problema en la vida de un pequeño y se pueden manifestar en un carácter marcado por el egoísmo o la envidia.

Cuando un niño va a tener un hermano, lo mejor es que los padres sean los primeros en decírselo, con mucho tacto y cariño. Se trata de transmitirle que va a tener un hermano que lo va a querer mucho y que necesitará de él para aprender muchas cosas y compartir momentos juntos.

Es recomendable, que durante el embarazo el niño se comunique con su hermano a través del ombligo de la madre. Esto ejercicio ayuda a establecer el primer vínculo entre los hermanos.

Tras el parto, es importante demostrarle que sientes una alegría inmensa por estar todos juntos. La llegada del recién nacido no debe hacer modificaciones en la rutina del hermano mayor.

Además es relevante escuchar todo lo que tenga que decirte tu hijo mayor, para que se sienta valorado y sepa que cuenta con el cariño de sus papás. Si aún así, el niño siente celos, tienes que darle mucha atención y amor, incluso avisar a las visitas para que le presten también atención a él y no sólo al bebé.

La familia debe ser un equipo, donde todos cooperan, por lo que es aconsejable hacer participe al niño de los cuidados de su nuevo hermano. Por ejemplo, puedes pedirle opinión acerca de la decoración del cuarto de su nuevo hermano.

También es bueno seguir jugando juntos, preguntarle cómo se siente y lo que realiza en clase, prepararle su comida favorita y abrazarlo mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*