Cómo alimentar a los niños de 0 a 3 años

frutasDiferente alimentación a diferentes edades.

L

a alimentación en la primera infancia tiene sus singularidades y requerimientos nutricionales. En esta franja de edad, de 0 a 3 años, se debe proporcionar al bebé la energía suficiente para mantener las funciones vitales y cubrir las necesidades relacionadas con el crecimiento y la maduración.

Hay que garantizar las condiciones que permitan la adquisición progresiva de unos hábitos alimentarios saludables, ya que es probable que se mantengan a lo largo de la vida. Una guía elaborada por expertos en nutrición, pediatría y docencia ofrece recomendaciones alimentarias específicas.

En la primera infancia deben tenerse en cuenta ciertos aspectos nutricionales. Hay que prestar atención a la distribución de las comidas a lo largo del día, el abordaje desde las guarderías, fijar un calendario orientativo que marque la incorporación de nuevos alimentos, respetar la sensación de apetito del bebé, la higiene en todo el proceso de preparación de los alimentos y los consejos para la lactancia materna en los centros infantiles. Estos apartados se incluyen en la guía "Recomendaciones para la alimentación en la primera infancia (de 0-3 años)", elaborada por la Generalitat de Cataluña.


Pautas alimentarias

La guía aborda las consideraciones alimentarias específicas para cada grupo de edad, con ejemplos de propuestas concretas de menús diarios y programaciones semanales. Se proponen cinco grupos:

De 0 a 6 meses: el único alimento recomendado para el bebé es la leche materna a demanda. Si la lactancia no es posible o si la madre así lo desea, se puede optar por una leche adaptada de fórmula.
De 6 a 10 meses: sin dejar la lactancia materna, se empezará a complementar con otros alimentos como purés variados de frutas, verduras, arroz y patata. Luego se comenzará con el trigo, la carne (20-30 g/día) y, a partir de los nueve meses, se alternará alguna toma de carne con pescado blanco (30-40 g/día).
De 10 a 12 meses: además de la incorporación de algunos alimentos nuevos, en este período las texturas empezarán a ser menos finas (sopas de pasta fina, arroz, trozos pequeños o picados de carne).
De 12 a 18 meses: la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda continuar con la lactancia materna a demanda hasta los dos años o más. Sin embargo, a partir del primer año, se estructurarán los horarios de las comidas principales para adaptarlos a las del resto de la familia, ya que el niño puede comer la mayoría de los alimentos.
De 18 meses a 3 años: sólo resta incorporar el pescado azul, tipo sardina, atún o caballa (sin piel ni espinas) y las verduras flatulentas como las coles, las alcachofas o los espárragos.

Incorporación de nuevos alimentos

Productos lácteos

Lactancia materna: hasta 6 meses.
Leche adaptada de inicio (1): hasta 6 meses.
Leche adaptada de continuación (2): a partir de 6 y hasta 12 meses.
Yogur natural: a partir de 10 meses.
Queso fresco, tierno y requesón: a partir de 10 meses.
Leche entera: a partir de 12 meses.
Queso semicurado, seco y fundido: a partir de 12 meses.
Flanes, cremas, petit suisse, etc.: a partir de 12 meses.

Fruta
Jugo natural, compota y fruta triturada: a partir de 6 meses.
Fruta en trozos: a partir de 8 meses.
Fruta seca triturada: a partir de 12 meses.
Frutos secos enteros: a partir de 3 años.
Frutas rojas o exóticas: a partir de 18 meses.

Cereales
Harinas sin gluten de cereal único (arroz, maíz): a partir de 6 meses.
Harinas con gluten (trigo, avena, cebada, centeno): a partir de 7 meses.
Sémolas de pasta o arroz: a partir de 8 meses.
Pan y galletas: a partir de 8 meses.
Pasta fina y arroz: a partir de 10 meses.
Cereales del desayuno, cereales integrales: a partir de 24 meses.

Verduras
Purés finos (cebolla, zanahoria, papas, calabazas): a partir de 6 meses.
Purés más espesos: a partir de 9 meses.
Tomate sin piel ni semillas (cocido): a partir de 10 meses.
Verdura cruda en trozos: a partir de 12 meses.
Col, alcachofa, espárragos: a partir de 18 meses.

Carne, pescado y huevos
Pollo, pavo, conejo, ternera, cerdo magro: a partir de 7 meses.
Caballo, potro, cordero magro, jamón curado, jamón cocido y embutido hervido con poca grasa: a partir de 12 meses.
Otros embutidos y charcutería: a partir de 24 meses.
Pescado magro (blanco): a partir de 9 meses.
Pescado graso (azul): a partir de 18 meses.
Marisco (gambas, calamares, mejillones): a partir de 24 meses.
Yema de huevo (cocida): a partir de 10 meses.
Huevo entero (cocido): a partir de 12 meses.

Legumbres
Purés finos pasados por el pasapurés: a partir de 10 meses.
Legumbres chafadas/enteras, bien cocidas: a partir de 12 meses.

Grasas
Aceite de oliva crudo: a partir de 6 meses.
Aceite cocido: a partir de 12 meses.
Otros (no necesarios desde el punto de vista nutricional):

Azúcar, miel, mermeladas, sal: a partir de 12 meses.
Hierbas aromáticas: a partir de 12 meses.
Cacao y chocolate: a partir de 18 meses.

Escrito por: F. Eroski

Agrega un comentario


Código de seguridad
Actualizar

Queremos saber tu opinión

¿Qué desearías que los hombres entendieran de las mujeres? Que ayudaría en las relaciones.

Qué es eso que sería conveniente que los hombres pudieran entender respecto a las mujeres.  da clic aquí

Anúnciate en la Revista SuperMujer de tu zona

 

Síguenos en las redes

 
   

Boletín SuperMujer

Recibe en tu correo nuestro boletín semanal. Recetas, bajar de peso, psicología, relaciones, belleza y más.

Video: ¿Qué son las adicciones?