Profesión

Combatir la ansiedad del desempleo

Combatir-la-ansiedad-del-desempleo


La actual crisis está representando un grave problema para las familias.  Tanto padres como madres se ven en situaciones desesperadas al encontrarse sin empleo y con múltiples facturas por pagar cada mes.

Los compromisos bancarios, las deudas con amigos y familiares, las cuotas de bienes domésticos, etc. se convierten en situaciones estresantes y deprimentes para los bolsillos vacíos.

Una de las consecuencias más comunes es la depresión.  Esta sensación desesperante gana terreno porque las personas se ven en posición muy comprometida que supera sus fuerzas y sus ánimos de seguir adelante.

Si te has quedado sin empleo o permaneces tiempo sin trabajar, sentirte defraudada, triste, deprimida y con falta de ánimo, es una reacción natural.  Muchas mujeres tienen la responsabilidad de sacar adelante a sus hijos y están solas. Para evitar que estos sentimientos negativos te atrapen, algunas de estas recomendaciones pueden serte útiles:

- No permitas que la desesperación o el pánico te inunden. Práctica algún deporte al aire libre o simplemente sal a caminar.  Esto te mantendrá activa.

- Intenta compartir gastos o reagruparte familiarmente si la situación se agrava.  El apoyo de la familia en estos momentos, es crucial.

- Explícale a tus hijos lo que está pasando, desde el principio, y activa medidas de ahorro dentro de casa.  Verás que puedes suprimir muchos gastos que realmente son innecesarios.

- Si te has quedado sin empleo, inscríbete como ayudante en la Oficina de tu población.  Esto te hará  elegible para futuros empleadores. También pueden darte información sobre subsidios especiales.

- Intenta encontrar cursos gratuitos de formación para que utilices el tiempo en forma útil y, a la vez crezcan tus oportunidades laborales. Esto mantendrá tranquila tu mente.

- En Internet puedes encontrar diversas páginas tanto especializadas como generales para inscribir tu experiencia y que las empleadoras puedan contactarte.

- Intenta quedar con amigos y gente conocida que puedan ayudarte en la búsqueda de opciones laborales. Distraerte también libera malas energías.

- Contacta con tus deudores e intenta explicar tu situación.  Sé clara y precisa para que puedan darte oportunidades o aplazamientos de pagos. No te escondas o finjas no estar, pues esto último empeorará tus sentimientos.

El desempleo es una de los temas más nombrados estos últimos tiempos. Muchas mujeres se encuentran en situaciones realmente dramáticas,  porque no pueden sostener a sus familias.  Por esto,  se hace muy necesario desarrollar mucha paciencia, tolerancia y,  sobre todo,  moverse en dirección a la calma.  Sigue buscando y sigue teniendo confianza en ti misma, que eso  no te lo puede arrebatar ninguna entidad financiera o acreedor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*