Ingreso extra

Idea para emprendedoras: Asistente Vitual

ideas-para-emprendedoras-asistente-virtualLa búsqueda de independencia hace que los trabajos a distancia sean cada día más atractivos tanto para profesionales autónomos como para pequeñas y medianas empresas que requieren minimizar sus costos reduciendo su planilla de personal.

En ese sentido, las Asistentes Virtuales como negocio representan un modelo interesante para emprendedoras por las siguientes 3 razones:

  • Es un negocio que puedes operar desde tu casa
  • Puedes desarrollarlo a tiempo parcial
  • Requiere una inversión de recursos moderada

Sin embargo, como cualquier negocio, para que sea rentable es necesario darle forma y preparar un plan que te permita vender con efectividad tus servicios como trabajadora autónoma.

¿Qué significa ser una Asistente Virtual?

Básicamente se trata de una persona que hace las funciones de secretaria y asistente pero que no se encuentra contratada y laborando físicamente en el sitio de la empresa, sino que realiza las tareas a distancia desde su casa.

¿Que actividades realiza el Asistente Virtual?

Las funciones regulares que puede ofrecer una secretaria virtual y que no requieren su presencia en oficina son entre otras:

  • Tomar llamadas
  • Brindar información de la compañía
  • Telemarketing
  • Realización de encuestas a clientes
  • Atención a reclamos
  • Enviar y contestar correos electrónicos
  • Redacción de documentos
  • Envío y recepción de correspondencia
  • Pago de servicios
  • Control de agenda
  • Archivo de documentos

¿Qué recursos se necesitan para brindar el servicio de Asistencia Virtual?

  • Conocimientos secretariales y administrativos
  • Línea telefónica y fax
  • Acceso a Internet
  • Disponibilidad de computadora (aunque puede ser provista por el contratante)
  • Escritorio y artículos de oficina básicos

¿Cuánto cobra una Secretaria Virtual?

Como todo trabajador autónomo, los honorarios se cotizan por hora y por tanto, la tarifa suele variar en función del número de horas contratadas así como el tipo de empresa y funciones solicitadas. El promedio sin embargo redondea entre $5 y $15 dólares la hora.

Es indispensable que estés inscrita como pequeño contribuyente o profesional independiente en el registro tributario para poder emitir factura por tus servicios, cosa que será un requerimiento de la empresa que te contrate para poder contabilizar tus servicios.

Pasos para Comenzar tu Negocio de Asistente Virtual

  1. Determina cuánto tiempo puedes dedicar cómo asistente o secretaria virtual ya que deberás especificarlo en tu presentación
  2. Prepara una presentación de los servicios que deseas ofrecer y enfócate en aquellos en los que tengas más experiencia (traducciones, secretariado, diseño gráfico, etc.)
  3. Identifica el tipo de empresas a las que te gustaría dirigir tus servicios, elabora una lista con direcciones y teléfonos para poder visitarlos
  4. Visita cada empresa y contacta a algún directivo o personal de recursos humanos para hacer una presentación de lo que ofreces
  5. Prepara un fondo que te permita comenzar a brindar tus servicios hasta que recibas los primeros pagos y que no te limite de realizar tus funciones con efectividad
  6. Prepara un plan de negocio donde escribas tus ideas en detalle, puedes ver una guía de cómo hacer tu plan en este enlace
  7. Asegúrate de contar con facturas y todos los requisitos legales que tu ciudad requiera para operar como trabajador(a) autónomo(a)

Promociona y Vende tus Servicios

Un punto final sumamente importante es tener la habilidad de vender tus servicios a las empresas. Debes enfocarte en tus cualidades más importantes como: exactitud, profesionalismo, puntualidad y confianza, que son las que más esperarán tus clientes.

Si no tienes mucha experiencia en ventas, no te preocupes, puedes seguir estos consejos de ventas para no vendedores que te ayudarán a dar los primeros pasos.

Además, puedes promocionar tus servicios a través de blogs o redes sociales lo cual te ayudará a conseguir los contactos necesarios para captar clientes.

Un par de consejos finales

  • Recuerda que es bueno tener pocos clientes pero bien atendidos que querer abarcar demasiado a costa de sacrificar la calidad de tus servicios
  • Valora siempre tu marca personal capacitándote, mejorando continuamente y aprendiendo todo lo que puedas sobre el giro del negocio de los clientes que atiendes.

Escrito por: Edwin Amaya

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*