Amigas

¿Es posible la amistad entre un hombre y una mujer?



Una relación de amistad entre ambos sexos es algo frágil debido no sólo al impulso sexual que puede surgir, sino también a causa de la presión social. Solemos entender que una situación así se da sólo entre personas del mismo sexo, ya que es a lo que estamos acostumbrados socialmente.

A menudo juzgamos al hombre y a la mujer que se muestran afecto, pensando que entre ellos se esconde algo más. En realidad, la amistad se basa en la confianza, principios en común y en otros factores que nada tienen que ver con el sexo de la persona.

Hay quien cree que este tipo de amistad sólo es posible si antes hubo una relación amorosa entre ambos. Existen personas que encuentran en su antigua pareja a su mejor amigo, ya que se trata de alguien a quien conocemos bien y con quien compartimos intereses comunes. Pero para que esto ocurra es fundamental que la ruptura no haya sido traumática y que hay desaparecido por completo cualquier tipo de interés romántico o sexual por parte de los dos.

Muchas veces se tiende a confundir el amor con la amistad. Éste es uno de los peligros que conlleva una relación así. Al igual que, en el caso de establecer una relación amorosa con un amigo, existe el riesgo de perder a esa persona para siempre, ya que si la pareja se acaba rompiendo, recuperar una amistad como la anterior será prácticamente imposible. Pero tener un amigo del otro sexo también aporta aspectos positivos; por ejemplo, poder conocer mejor al sexo opuesto, obtener otro punto de vista o entender algunos aspectos de tu pareja.

No debemos descartar una buena amistad porque esa persona sea del sexo contrario. La amistad entre un hombre y una mujer es posible, aunque, para que sea verdadera y positiva, es necesario que ambos tengan muy claros sus sentimientos, y que cuenten con la suficiente madurez para no dejar que el deseo sexual estropee la relación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*