Relaciones

Me parió mi madre una tarde de verano

Escrito por: Rebeca Harfuch

A veces me llamo Sol
A veces me llamo Luna

Puedo ser dulce como la miel
Suave como la espuma.
Puedo ser amarga como la hiel
Dura como una roca.

Puedo acariciar tu piel como las olas de un mar en calma.

A veces me llamo Otoño
A veces me llamo Primavera

Puedo como el invierno guardar el frío en mis entrañas
O, ser el atardecer de un dulce y cálido verano

Puedo llevarte si quieres, a las profundidades del océano
O, elevarte en mis alas al infinito azul del cielo

A veces me llamo mujer de agua
A veces me llamo mujer de tierra

Yo la llamé Madre
Ella me llamó Hija

Escrito por: Rebeca Harfuch

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*