Dejar ir

Qué hacer si tu ex te llama

Qu-hacer-si-tu-ex-te-llama

 

 

 

 

Ha pasado un tiempo desde la ruptura y has trabajado duro en ello para superarlo. Te decidiste a acabar con esa relación que ya solo traía dolor, ahora te encuentras bien y convencida de que fue lo mejor para los dos, en especial para ti.

Al fin le hiciste caso a la razón y dejaste el tema de lado, lo bloqueaste de las redes sociales, borraste su número y sacaste todas esas lágrimas para dejar el recuerdo en el pasado.

En efecto hay días en los que la tristeza regresa o lo extrañas más, la nostalgia no te deja en paz y te atrapa. Las canciones, lugares o incluso planes que tenían taladran tu mente y regresan las ganas de verlo, escuchar su voz o simplemente saber que ha sido de el, pero no seas tan dura contigo misma, es parte del proceso y cuando menos lo esperes ya ni si quiera lo recordarás.

Se fuerte y no te conviertas en tu propia trampa, controla tus impulsos y si la ansiedad te carcome, llama a algún amiga que sepa la historia y ayude a distraerte, por el más mínimo paso que des atrás de pronto te puedes encontrar estancada en el proceso.

Te has concentrado finalmente en ti y las cosas nuevas que trae la vida pero de pronto te escribe tu ex ya sea un mensaje, correo o cualquier otra opción y con la mano en la cintura tira todo tu esfuerzo a la basura.

Ahora mueres por saber qué es lo que quiere, ¿acaso te extraña, solo se acordó de ti, querrá regresar? O sencillamente quiere arruinarte la existencia.

Una vez que ya avanzaste tanto en el proceso, no debe importar él porque, eso pasa a segundo plano. Posiblemente se sienta solo, triste o de verdad te extrañe pero debes enfocarte en ti, ya fue suficiente de pensar primero en él, no permitas que un simple mensaje llegue y cambie lo que pensabas unos minutos antes. Debes aprender a ser determinante con tu postura si efectivamente quieres dejar de sufrir.

Qu-hacer-si-tu-ex-te-llama1

Tú mejor que nadie debe saber si es posible mantener un lazo de amistad con esa persona, si no te engaño, no tiene problemas psicológicos o no te hizo sufrir en exceso. Sinceramente tienes ganas de verlo y saber si es posible el inicio de una amistad, pero no te engañes, pueden quedar cenizas de ese amor y ahí es cuando debes alejarte porque sencillamente hay personas que siempre nos causarán daño y debemos alejarnos irremediablemente.

Entonces debes recapacitar si fueron más alegrías que tristezas o si valdrá la pena excavar entre todo el dolor y creer que pueden recuperar lo perdido; recuerda que no mereces las simples sobras de un amor que solo te destruirán.

Medita la situación y no respondas aunque sea insistente, aprende a dejar el pasado en su lugar, no te arriesgues a abrir heridas que estaban a punto de sanar. Sus razones ya no importan, solo importa tu bienestar y que estas convencida que sin él te encuentras mucho mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*